El fotógrafo que siempre quiso pintar

Nunca supo si prefería los amaneceres o atardeceres.

Advertisements